.
.

.

Live the Roof Barcelona (Elefantes, Russian red y Coque Malla)


Para los que no conocéis “Live the roof”, os pondremos en situación.

“Live the roof” organizan conciertos acústicos, en azoteas con encanto, en diferentes ciudades de la península.

Este verano ha sido la primera vez que, a la lista de ciudades, se ha sumado la ciudad de Barcelona.

La terraza del Hotel Duquesa de Cardona ha sido el emplazamiento escogido por “Live the roof” para ofrecer sus conciertos acústicos. Las vistas preciosas del Port Vell, el atardecer, el paso de algunos aviones hacia el aeropuerto del Prat y la maravillosa música de los artistas invitados, han sido un cóctel perfecto que han hecho mágicas las tardes de domingo. Pudimos asistir a tres de los conciertos organizados.

El primero al que fuimos fue el de los veteranos y recién unidos Elefantes. Nonos podíamos perder el concierto del grupo legendario que creó las canciones que hemos cantado a lo largo de nuestra adolescencia.

Al separarse en 2006 sentimos mucha pena, ya que no les habíamos visto en directo. Esta vez pudimos disfrutar de ellos de cerca, en un concierto en el que repasaron todas esas canciones míticas que hemos cantado siempre y que el público asistente coreó, disfrutó y aplaudió hasta salir del concierto con una sonrisa y esa sensación que deja el haber disfrutado de un concierto emotivo.

También, hay que destacar que ese buen rollo que desprende la banda y, en especial Shuarma, es contagioso.

 

El siguiente concierto que disfrutamos fue el de Russian Red.

Ya quedó atrás la niña tímida. Con su tercer disco en el mercado, gran éxito en ventas y  seguidores, Lourdes ha apostado por investigar nuevos sonidos e intentar dar una imagen de femme fatale a la dulce Russian Red. A nosotros nos gusta más su etapa de cantante folk de los años 50, pero para gustos los colores.

En este concierto repasó su último disco “Agent Cooper” y, en la segunda parte, repasó sus éxitos de “I love your glasses” y “Fuerteventura” en el formato que nos tenía acostumbrados.

Lourdes se acompañó a la percusión de Juan Diego Gosálvez Fernández y de una suerte de pedales que, más que ayudar a mejorar su sonido, creaban una sensación extraña de reverberación, a la vez que le obligaban a estar más atenta al pedal que debía activar, o apagar, que al público. A pesar del problema con los pedales (que es un problema común hoy día entre los músicos indies), Lourdes se mostró cercana y muy atenta con sus seguidores que no dudaron en aprovechar la cercanía que ofrece “Live the roof” para hacerse fotos con ella, la cual posó encantada con cada uno de ellos.

 

El último de los conciertos a los que acudimos fue el de Coque Malla. Otro de los míticos músicos que han marcado nuestra adolescencia con su banda Los Ronaldos.

El Sr. Malla aprovechó el pequeño formato para repasar “Termonuclear”,  que etiquetó como “su disco favorito”. Nos contó que, tras  estos últimos conciertos, estaría descansando un par de años para vivir aventuras que contar en canciones.

Al igual que en los anteriores dos conciertos, los seguidores del cantante/actor quedamos contentos. Coreamos sus canciones míticas, con ese brillo de ojos que genera el recordar temas como “Adiós papá” o “No puedo vivir sin ti” que los más jóvenes reconocen gracias al spot de IKEA.

 

 

Todos los conciertos estaban patrocinados por Licor43 que nos ofreció una degustación del cóctel  “Ginger  43”.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *